Publicar un libro – Lo que necesitas saber para llegar a los lectores

Son muchas las personas que por interés particular deciden escribir un libro, ya sea como un pasatiempo o con el fin de cumplir una meta muy personal. Otros lo hacen con la intensión de beneficiarse profesionalmente, por lo que publicar un escrito tiene esa utilidad especial. Sin embargo, ya sea por entretenimiento o para cumplir un objetivo competitivo laboral o académico, puede que algunos acaben haciendo de ello una carrera profesional para el resto de su vida.

Ya sea que, se trate de escritores puntuales u ocasionales, valga toda la información, recomendación y consejo necesario para alcanzar el sueño de ver publicado su libro. Por ello, acá intentaremos mostrar cuales son los parámetros a partir del cual se logra con éxito el cometido de poner en circulación una obra literaria.

En primer lugar, es necesario aclarar que el creador de la obra siempre, por el simple hecho de haberla escrito será su autor material, independientemente de lo que impongan las cláusulas de cualquier contrato o incluso que se deba renunciar a dicha autoría; jamás dejará de ser el creador de su obra. Ahora bien, donde cambia la situación es en lo que se conoce como derechos patrimoniales que se desprenderán del libro.

Por ello, es indispensable saber ante todo la diferencia entre un libro editado por una editorial convencional o bien, si es editado por el propio escritor, pues, aunque la autoría siempre corresponderá al autor, la emanación legal que luego se emitirá de ella, será diferente.

De tal manera que, si la obra es en autoedición obviamente que todos los beneficios que resulten serán para el autor (menos el porcentaje o las cantidades que se cobren por publicarla en determinadas plataformas online), mientras que en el segundo de los casos se debe estar sujeto a un contrato de edición con la editorial convenida.

De tal manera que en ese contrato es donde existe las diferencias, pues si somos los autores y autoeditores de nuestra obra, sobre la misma siempre podremos hacer lo que deseemos (cederla, promocionarla como queramos, venderla, dejarla de vender, modificarla, etc.) si conferimos los derechos a una editorial, tendremos que convenir cada punto, pero con seguridad que gran parte de esas facultades quedarán atribuidas a esa casa editora.

Escoger entre autoeditar o una editorial tradicional

Autoeditar ofrece importantes ventajas con respecto al método convencional que ofrecen las editoriales tradicionales. Entre ellas se encuentra el acceso en tiempo real a cada etapa, el respeto de las opiniones y sugerencias del autor relacionadas con la diagramación del texto, posibilidad de alcanzar un mercado más amplio de lectores (electrónico y/o físico) y ganancias mayores por la venta de los ejemplares.

En tal sentido, es primordial trabajar con una empresa editora profesional y reconocida, pero con servicio absoluto de autoedición. Donde, además, esta posea su propia imprenta y un adecuado centro de producción para acelerar los trámites y reducir los costes. Asimismo, que su tarifas incluyan los servicios completos para publicar un libro (maquetación, diseño de portada, obtención de ISBN, prensa y comunicación, distribución en librerías, formato electrónico, etc.).

De ser posible, es necesario asegurarse de que cuente con una debida plataforma tecnológica, que permita al autor estar siempre al tanto de lo que está pasando con el desarrollo de la publicación de su libro, consultar las ventas logradas y generar un espacio propio personal dentro de su sitio web.

Servicios requeridos para publicar un libro

Escribir un libro es sin duda una de esas metas más desafiantes y liberadoras que cualquier individuo puede plantearse. Por medio de él, el autor tiene la oportunidad de llegar a cientos, miles o millones de lectores transmitiéndoles sus ideas, opiniones, descubrimientos, experiencias o sentimientos.

Llevar a cabo este propósito puede complicarse si no se tienen suficientes conocimientos al respecto. Estar capacitado para escribir y además para publicar un libro no es algo que ocurra normalmente. Por lo tanto, se requiere de la guía y asesoramiento de profesionales para que ese manuscrito llegue a las manos del público.

Ciertamente, al publicar un libro, una editorial reconocida por su importante trayectoria permitirá que el proceso sea mucho más sencillo y eficaz. Pero, a pesar de ello, es primordial que el escritor que desea dar a conocer su obra, procure tener presente los siguientes aspectos si ha decido que autoeditar sea el mecanismo por medio del cual publicara un libro de su autoría: la corrección, las gestiones legales, la edición y promoción.

En la lista de los servicios editoriales que necesitas como escritor con deseo de publicar un libro se debe encontrar formalmente lo siguiente:

  • Valoración e informe de lectura: Esta opción adicional en la que un equipo de expertos estudia objetivamente los diversos componentes de la obra, según el género en cuestión. Cada página incluyendo título, prólogo, prefacio e introducción se analizan; además del tema general, la trama, los personajes, el desenlace, etc.
    La orientación recibida permitirá mejorar el producto literario, proporcionando indicaciones que podrían cambiar las perspectivas que tenía el autor al escribir. Deberán emitir un reporte que incluya una sección técnica, un resumen del tema con el diseño estructural, la valoración con un enfoque comercial donde se identifica el público de lectores objetivo y algunas recomendaciones para optimizar.
  • Corrección y revisiones sucesivas: Hace referencia a las mejoras ortográficas, gramaticales, puntuación y estilo del manuscrito desde el primer borrador hasta su versión final. La intención es lograr que este promueva la mejor impresión y sea un éxito en ventas. Si así lo requiere el autor, deberían poder encargarse de la traducción a otros idiomas manteniendo la semántica y la coherencia.
  • Maquetación: como el contenido no lo es todo, debe prestarse especial atención para el desarrollo de una presentación hecha con buen gusto y calidad, la cual juega un papel muy importante para agilizar la lectura y captar la atención del lector.
    Recuerda que detalles como: la sangría, las dimensiones de la hoja, las imágenes y la tipografía deben ir de acuerdo con el tema y la estructura que se seleccionó. En la autoedición, tu opinión como autor es considerada indispensable para definir la estética, el tamaño y fuente de la letra, la diagramación, etc.
  • Presentación del libro: esta es la actividad social más valiosa del proceso al publicar un libro, afrontar al público e informarle sobre qué escribiste y los motivos que tuviste que impulsaron hacerlo. Entre los elementos que destacarán se hallan el presentador, tus palabras a la audiencia de lectores y la firma de ejemplares. Se requiere la adecuada asistencia de la editorial al organizar el lugar, los carteles, la planificación del tiempo, la logística, etc.

Otros aspectos que incluyen el servicio es el registro de ISBN, los trámites legales, un gabinete de comunicación que te asesore en la promoción de la obra, la preparación de un booktrailer profesional que puedas emplear en las redes sociales, entre otras cosas que también deberían estar incluidos. Contacta a la casa editora, envíales el manuscrito, acuerda la tarifa luego de recibir un presupuesto detallado que se ajuste a tus intereses e inicia el maravilloso proceso de autopublicar un gran éxito.

Ahora bien, esto puede parecer una labor dura para muchos y no tan fácil. Pero publicar un libro pudiera interpretarse mas bien como un proceso que surge por etapas y donde cada una de ellas constituye con una tarea o actividad determinada. Ello permitirá concentrarse en cada fase por separado dedicándole el tiempo que merece para no dejar ningún detalle por fuera.

Por supuesto, antes este trabajo era realizado por editoriales tradicionales exclusivamente. Esto había transformado el mundo de las letras y de estas empresas cada vez más exclusivas, donde no todos los autores especialmente los independientes tenían cabida.

Ahora publicar un libro, no tiene que obedecer exclusivamente a la decisión de una editorial. Con la autopublicación o autoedición, como una herramienta eficaz para los autores noveles y aquellos más afamados que optan por este mecanismo, son muchas las editoriales modernas que se ajustan de manera satisfactoria a lo que desea el escritor.

Tanto así, que estas fases posteriores a la escritura se han vuelto muy dinámicas y versátiles, debido a que se busca es básicamente satisfacer la petición de quien escribe. Esto permite mucha más autenticidad en las obras y gran satisfacción por parte de sus autores, pues controla de manera efectiva lo que publicara.

La importancia de publicar un libro solo con los mejores

En consecuencia, la necesidad de contar con una empresa editorial de importante renombre pero que, sin embargo, no necesariamente trabaja bajos los estándares de las editoriales convencionales que todos conocemos es de vital importancia, pues estaríamos frente a expertos que han dedicado por años su tiempo y conocimientos a lograr de manera efectiva las actividades de autoedición en el renglón literario.

De tal manera que, tan solo si tú como autor de tu obra logras identificar aquella compañía que realice un trabajo de edición, que además vaya de la mano de estrategias legítimas de promoción, el alcance de la publicación de tu libro será sin duda un éxito. Por lo que se recomienda, distinguir de manera clara a los mejores en el mundo de las letras.

Deja un comentario